sábado, 17 de noviembre de 2012

Istambul me gusta!

Después de un recorrido por la meseta de Anatolia, siguiendo los antiguos caminos de la ruta de la seda, nuestro destino es el bullicio de Estambul, el verdadero puente entre Asia y Europa, la ciudad de las mil mezquitas.

Hemos elegido el Royal Hotel por estar tan céntrico, en Aksaray CD. No. 16. Un hotel encantador, y nos han tratado muy bien, la página del hotel es www.istanbulroyalhotel.com

Es una gran ciudad de 15 millones de habitantes, incansable, donde tradición y modernidad se mezclan en una armonía difícil de igualar. Una ciudad puente entre dos continentes, entre dos épocas, entre dos tiempos. Es una ciudad espléndida, llena de luz, de mar, de azules aguas y de azules mezquitas, de intenso verde de una vegetación que todo lo envuelve como en un halo de ensueños.

Nuestras visitas obligadas a la Mezquita Azul, la de los seis minaretes, a Santa Sofía, la imagen  de Constantinopla y maravilla del Imperio Bizantino, a la Cisterna Basílica, reliquia y joya de la arquitectura civil romana, los regateos en el Gran Bazar, en el Bazar de las Especias, el olor a pescado en el puente Gálata, a dulces en las tiendas de lokum, a la vegetación que se pierde en el Cuerno de Oro.



 Pasear por las cercanías del puerto nos cautivó, y desayunar frente al Mar de Mármara en Beltus era un auténtico lujo para los sentidos. Los camareros se desvivían por atendernos.
Plaza Kumkapi


Para comer os recomiendo un pequeño restaurante con magníficas vistas, el Vaha Café, en Kucuc Ayasofya Mah, Sehit Mehmet Pasa Youkusu número 9, en Sultanahmet detrás de la plaza del Obelisco, el teléfono es 9002125173424 ( este Obelisco es gemelo con el de Obelisco de París ). Nos ofrecieron un delicioso kebab y es un restaurante muy acogedor y familiar. También me encantaron los deliciosos zumos de granada de los puestos ambulantes, aunque tardan en prepararlos una eternidad!

Mezquita Azul