domingo, 20 de enero de 2013

Extremadura me gusta!, Cáceres y Trujillo

Cáceres, a 289 kilómetros de Madrid, viajando por la A5 en dirección Oeste.

Plaza Mayor de Trujillo

Hemos aprovechado una estupenda oferta para Nochevieja y nos hemos escapado a tomar las uvas a Cáceres. Buscábamos una ciudad pequeña, para recorrer a pie, un lugar con encanto para descansar............y hemos acertado!!!
Llegamos de noche y pasear por el centro histórico ha sido ... mágico!

Muralla de Trujillo
Para dormir hemos elegido el hotel Husa Don Manuel, muy bien situado y con unas habitaciones enormes y preciosas..... lástima que el spa no estaba incluído. La ciudad medieval dentro de las murallas es una delicia, es un auténtico viaje en el tiempo, las maravillosas casas palacio están estupendamente conservadas y hemos pasado una Nochevieja diferente que nos ha recargado las pilas. Imprescindible pasar por el arco de la Estrella y visitar el conjunto monumental. Nos ha dejado sin respiración.

También hemos visitado Trujillo, otra ciudad medieval renacentista llena de rincones que evocan la gloria de los conquistadores, un tiempo olvidado de un mundo que se creía diferente.

Rincones especiales, tiendas centenarias, como la pastelería Basilio en Trujillo, con tres generaciones de maestros pasteleros, o la zapatería Boncan en Cáceres, con una selección de zapatos exquisitos que nos sorprendió por su buen gusto y la amabilidad de sus dueños.

Excelentes restaurantes, originales recetas como la Torta del Casar o de la Serena, no sé cuál me gusta más! Una gastronomía extraordinaria y un maravilloso paisaje de encinas y dehesas que merece la pena visitar.

 
Una estupenda escapada de invierno, ya que hemos disfrutado de la ciudad sin aglomeraciones, eso sí, hemos pasado un poco de frío.

Extremadura, un lugar para descansar, un lugar para la ensoñación.