sábado, 20 de julio de 2013

Lübeck me gusta, Lübeck y yo

No puedo evitar la tentación de seguir publicando algo sobre Lübeck, además, creo que esta pequeña ciudad y yo tenemos algo en común.

Esta ciudad me ha gustado tanto que, desde luego, pienso volver.

Quiero recomendar algunos sitios de los que más me han gustado.

¿Qué ver en Lübeck?

Entramos en la ciudad histórica por la Puerta Norte, la más cercana al puerto, pasando cerca del puente-aduana donde todos los barcos pagaban sus tasas. Caminando por preciosas y estrechas calles llegamos a la plaza del mercado y al Ayuntamiento ( Rathaus ), donde me sorprendo y maravillo con esta preciosa arquitectura de ladrillos (esmaltados) que combina colores y texturas y lanza sus agujas al cielo.

Marktplatz


Continuamos nuestro paseo para subir a Marienkirche, y la impresionante vista de la ciudad es tan bonita que corta la respiración!
Desde aquí ves el río Trave, la puerta de Holstentor, los antiguos almacenes de sal, las siete agujas de las Torres de las iglesias de Lubeck. No dejes de subir!
Ni de visitar las maravillosas iglesias Jacobikirche y Patrikirche.

Es maravilloso sentarse un rato al sol en las terrazas a la orilla del río Trave, teniendo enfrente la puerta Holstentor, aquí puedes comer, descansar, tomar una cerveza alemana o un delicioso vino alemán, mi último descubrimiento es el Riesling, un delicioso vino blanco. No dejes de visitar el Museo de Holstentor, es fantástico!

Para cenar o picar algo es muy agradable Stadtbacherei Junge, también me ha gustado la Pizzería Roma, y para comer carne mi favoritio ha sido Blochhouse, aquí es mejor reservar ya que llegamos un viernes por la noche y estaba lleno y con mucho ambiente.


Para escuchar música en vivo ( jueves, viernes y sábados ) en el Bar Tonfink, en Burgstrasse 46, muy cerca de Rathaus. Un café muy bonito donde se puede comer y es un lugar de intercambio cultural. Desde luego, hay mucha vida en esta ciudad!

Jazz los viernes en The Jazz Café, Mülenstrasse 62, tiene un pianista los miércoles y Jazz los viernes. También en Im Altem Zolln, en Mülenstrasse 95, hay a veces conciertos de jazz o de música clásica.













Si quieres saber dónde hacer tus compras te recomiendo el Karstadt, el shopping mall de la ciudad, donde puedes encontrar todo lo que necesites, y las tiendas de antigüedades en las calles. Y no te puede faltar comprar el delicioso mazapán, el original Lubecker Marzipan en Niederegger.

¿Qué más ver en Lübeck? No dejes de visitar la casa de Thomas Mann o la de Günter Grass. Y un maravilloso Museo de Marionetas, el Theater Figuren Museum.